BROCHAS: TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ELLAS Y CUÁLES DEBES COMPRAR por MIMI ALAS


Es fácil ir a una tienda de dólar (de esas que existen en casi todos los países) y comprar un empaque bonito para los regalos del amigo secreto, para los compañeros de la oficina y para la familia y los amigos.

Puedes comprar empaques preciosos… pero hay miles iguales al que obtuviste. Si, además, quieres regalar algo con un toque personalizado, es hora de dejar atrás los empaques comerciales (o tradicionales) y empezar a agregar detalles originales a tus regalos, de tal manera que quienes los reciban lo hagan con una sonrisa y los recuerden con mucho cariño.

Y para ayudarte en esa tarea, te ofrecemos algunas ideas para empaques navideños:

El negro puede ser una canva sobre la que expreses tus mejores deseos para ese ser especial.

Vía Shelterness.

“El negro va con todo”, suelen decir algunas. Y si bien lo asociamos con el luto, por otro lado es un color extremadamente elegante que, si se usa para envolver un presente, le añade un toque sofisticado y diferente.

Un plus del papel de regalo negro: puedes añadir detalles con líquido corrector, diamantina o brillantina, y tinta gel dorada o plateada. El color rojo brillante o satinado también hace un hermoso contraste con este color.

¿Quién dijo que no se puede envolver con telas bonitas? Vía Glitter Guide.

Admito que soy de la gente que colecciona textiles. Telas, pues. Si encuentro alguna bonita, rara, vintage, o que proceda de otra latitud, la compro. Y la guardo. Y así tengo varias yardas de tela, preciosas, pero a las que no les he dado uso.

Pero con la técnica japonesa Furoshiki puedes dar uso a todos esos pedazos de tela que tengas por ahí. Igualmente podrías envolver el regalo en algún pañuelo de seda… De esta forma, el empaque y el contenido son regalos.

Sencillo y práctico. Vía Party Delights.

El papel kraft (o de empaque, como le llaman algunos) es una excelente opción para envolver regalos. Es barato, fácil de conseguir, tiene un color neutro y las posibilidades con este son infinitas.

Con este papel puedes convertir cajas en renos con narices rojas. Los pasos para elaborar el empaque son sencillos, y las plantillas para las astas, los ojos y las narices las puedes descargar de aquí.

Una “estrella-sorpresa”. Vía Home Life Organization.

Una opción más: elaborar estrellas de papel de empaque (o de cualquier otro que sea lo suficientemente delgado como para romperse con las manos), colocar un pequeño regalo dentro (que no pese demasido) y rellenar con confeti o tiras de papel de colores. Los pasos para elaborar esta minisorpresa los encontrarás aquí.

La Navidad invade el hogar. Vía genial.guru.

Sí… hay cajas para regalar botellas de vino. Pero ¿por qué no obsequiar algo diferente y a la vez divertido? Esta ideal es genial para regalar, pero también para vestir las botellas de vino que servirás a tus invitados en la cena navideña. De esa forma, un objeto común se convierte en uno decorativo.

Vintage everywhere. Vía Hgtv.

Para las amantes del vintage, no hay como la mezcla de puntos negros, lazos rojos y una tarjeta navideña con una ilustración que recuerde a los anuncios publicitarios de los sesenta.

La Navidad también puede ser color lila o morado ultravioleta. Vía Hgtv.

Para hacer más llamativo un envoltorio, opta por combinaciones de colores que contrasten, pero del mismo lado de la paleta de colores: que sean fríos o cálidos. Y para añadir un toque extra, en lugar del típico moño o cinta de plástico, utiliza una etiqueta, lazos de tela, tela de manta u hojas naturales.

Negro sobre negro y blanco. Vía Somos gama.

Negro sobre negro… con un toque de blanco y verde. De nuevo el negro hace gala de una sofisticación que pocos colores se le comparan. Un toque extra para tus regalos: utiliza listones de raso (o de seda) que destaquen por su brillo, y añade flores, hojitas de mirto o de romero.

Vía Somos gama.

Otro color ganador: el dorado. Y si tiene toques de purpurina, diamantina o brillantina, mejor. Añade a tus regalos, además, elementos que evoquen el ambiente navideño: cascabeles, borlas o adornos del árbol que hayas puesto en casa. Si estos artículos no son dorados, pégales purpurina o rocíalos con pintura dorada metálica.

Más fácil no podía ser. Vía facilísimo.

Fácil y sencillo. ¿Hay algo más emblemático de la Navidad que el rojo y el verde? ¿Hay papel más fácil de conseguir que el de empaque o kraft? Consigue un listón que tenga dos texturas diferentes y úsalo para recrear un árbol navideño. Y para garantizar que no se despegue, utiliza silicona caliente.

Campestre, pero chic. Y una opción para revivir los recuerdos o para los amantes de la fotografia. Vía Livejournal.

De nuevo, utilizas el papel más humilde de todos… pero le agregas un plus con varitas de plantas secas rociadas con espray, tarjetas con texturas e hilos de fibras naturales. El resultado es de una sencillez enternecedora.

Otra opción: decora tus empaques con fotografías en blanco y negro… de escenas navideñas, de la persona que recibirá el regalo (así no será necesario escribir su nombre en una tarjeta) o de una escena en la que aparezcan ambos (quien regala y quien recibe).

¿Podría haber algo más natural? Vía Jungalow.

Para los más ecológicos y amantes de la naturaleza, puedes empezar a olvidarte de las hojas y flores secas… y añadirlas a tu empaque cuando recién las has cortado.

Las tarjetas para regalos son un arte aparte. Las hay con mensajes humorísticos, vintage… da click aquí y tendrás 175 etiquetas gratis (para descargar e imprimir) entre las cuales escoger.

A veces lo bonito no tiene por qué ser muy rebuscado. Con una bolsa de color liso, y unos cuantos materiales más, puedes hacer que el envoltorio destaque. Las instrucciones para elaborar el “moño-Santa” las encontrarás aquí.

Vía Style Curator.

Adorable. La tendencia de pintar con espray animalitos de plástico, o de cubrirlos de purpurina, ya llegó al empaque de regalos navideños.

Y, para terminar este tour de propuestas originales para hacer felices a quienes quieras, te dejo este video con otras tres ideas que, de seguro, te encantarán:

Vía Blog Be Inspired.¡A disfrutar de estas fiestas y a hacer felices a otros!